Josemaría Escrivá Obras
100

No digas a Jesús que quieres consuelo en la oración. —Si te lo da, agradéceselo. —Dile siempre que quieres perseverancia.

Anterior Ver capítulo Siguiente