Josemaría Escrivá Obras
112

Me gusta que vivas esa "reparación ambiciosa": ¡el mundo!, me has dicho. —Bien. Pero, en primer término, los de tu familia sobrenatural y de sangre, los del país que es nuestra Patria.

Anterior Ver capítulo Siguiente