Josemaría Escrivá Obras
113

Le decías: "No te fíes de mí... Yo sí que me fío de ti, Jesús... Me abandono en tus brazos: allí dejo lo que tengo, ¡mis miserias!" —Y me parece buena oración.

Anterior Ver capítulo Siguiente