Josemaría Escrivá Obras
 
 
 
 
 
 
 
 
  Camino > Mortificación > Punto 205
205

Leíamos —tú y yo— la vida heroicamente vulgar de aquel hombre de Dios. —Y le vimos luchar, durante meses y años (¡qué "contabilidad", la de su examen particular!), a la hora del desayuno: hoy vencía, mañana era vencido... Apuntaba: "no tomé mantequilla..., ¡tomé mantequilla!"

     Ojalá también vivamos —tú y yo— nuestra..., "tragedia" de la mantequilla.

[Imprimir]
 
[Enviar]
 
[Palm]
 
[Guardar]
 
Traducir punto a:
Anterior Ver capítulo Siguiente