Josemaría Escrivá Obras
261

Te prohíbo que pienses más en eso. —En cambio, bendice a Dios, que volvió la vida a tu alma.

Anterior Ver capítulo Siguiente