Josemaría Escrivá Obras
450

¡Cuánto duele a Dios y cuánto daña a muchas almas —y cuánto puede santificar a otras— la injusticia de los "justos"!

Anterior Ver capítulo Siguiente