Josemaría Escrivá Obras
465

Esas desazones que sientes por tus hermanos me parecen bien: son prueba de vuestra mutua caridad. —Procura, sin embargo, que tus desazones no degeneren en inquietud.

Anterior Ver capítulo Siguiente