Josemaría Escrivá Obras
519

Ese grito —"serviam!"— es voluntad de "servir" fidelísimamente, aun a costa de la hacienda, de la honra y de la vida, a la Iglesia de Dios.

Anterior Ver capítulo Siguiente