Josemaría Escrivá Obras
551

Huyamos de la "rutina" como del mismo demonio. —El gran medio para no caer en ese abismo, sepulcro de la verdadera piedad, es la continua presencia de Dios.

Anterior Ver capítulo Siguiente