Josemaría Escrivá Obras
576

¡Con qué infame lucidez arguye Satanás contra nuestra Fe Católica!

     Pero, digámosle siempre, sin entrar en discusiones: yo soy hijo de la Iglesia.

Anterior Ver capítulo Siguiente