Josemaría Escrivá Obras
604

Reconoce humildemente tu flaqueza para poder decir con el Apóstol: "cum enim infirmor, tunc potens sum" —porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Anterior Ver capítulo Siguiente