Josemaría Escrivá Obras
 
 
 
 
 
 
 
 
  Camino > Otras virtudes > Punto 669
669

Está bien que sirvas a Dios como un hijo, sin paga, generosamente... —Pero no te preocupes si alguna vez piensas en el premio.

[Imprimir]
 
[Enviar]
 
[Palm]
 
[Guardar]
 
Traducir punto a:
Anterior Ver capítulo Siguiente