Josemaría Escrivá Obras
736

¿Has visto, en una tarde triste de otoño, caer las hojas muertas? Así caen cada día las almas en la eternidad: un día, la hoja caída serás tú.

Anterior Ver capítulo Siguiente