Josemaría Escrivá Obras
746

¿No brilla en tu alma el deseo de que tu Padre-Dios se ponga contento cuando te tenga que juzgar?

Anterior Ver capítulo Siguiente