Josemaría Escrivá Obras
749

Hay infierno. —Una afirmación que, para ti, tiene visos de perogrullada. —Te la voy a repetir: ¡hay infierno!

     Hazme tú eco, oportunamente, al oído de aquel compañero... y de aquel otro.

Anterior Ver capítulo Siguiente