Josemaría Escrivá Obras
760

Un razonamiento que lleva a la paz y que el Espíritu Santo da hecho a los que quieren la Voluntad de Dios: "Dominus regit me, et nihil mihi deerit" —el Señor me gobierna, nada me faltará.

     ¿Qué puede inquietar a un alma que repita de verdad esas palabras?

Anterior Ver capítulo Siguiente