Josemaría Escrivá Obras
769

La indiferencia no es tener el corazón seco... como Jesús no lo tuvo.

Anterior Ver capítulo Siguiente