Josemaría Escrivá Obras
846

De acuerdo: mejor labor haces con esa conversación familiar o con aquella confidencia aislada que perorando —¡espectáculo, espectáculo!— en sitio público ante millares de personas.

     Sin embargo, cuando hay que perorar, perora.

Anterior Ver capítulo Siguiente