Josemaría Escrivá Obras
881

No te apures, si te enfadas, cuando haces esas pequeñas cosas que El te pide. —Ya llegarás a sonreír...

     ¿No ves con qué mala gana da el niño sencillo a su padre, que le prueba, la golosina que tenía en sus manos? —Pero, se la da: ha vencido el amor.

Anterior Ver capítulo Siguiente