Josemaría Escrivá Obras
960

Así como el clamor del océano se compone del ruido de cada una de las olas, así la santidad de vuestro apostolado se compone de las virtudes personales de cada uno de vosotros.

Anterior Ver capítulo Siguiente