Josemaría Escrivá Obras
969

Los que, dejando la acción para otros, oran y sufren, no brillarán aquí, pero ¡cómo lucirá su corona en el Reino de la Vida! —¡Bendito sea el "apostolado del sufrimiento"!

Anterior Ver capítulo Siguiente