Josemaría Escrivá Obras
985

Te apartaste del camino, y no volvías porque te daba vergüenza. —Es más lógico que te diera vergüenza no rectificar.

Anterior Ver capítulo Siguiente