Josemaría Escrivá Obras
988

El desaliento es enemigo de tu perseverancia. —Si no luchas contra el desaliento, llegarás al pesimismo, primero, y a la tibieza, después. —Sé optimista.

Anterior Ver capítulo Siguiente