Josemaría Escrivá Obras
990

Constancia, que nada desconcierte. —Te hace falta. Pídela al Señor y haz lo que puedas por obtenerla: porque es un gran medio para que no te separes del fecundo camino que has emprendido.

Anterior Ver capítulo Siguiente