Josemaría Escrivá Obras
1052

En momentos de desconsuelo, le decía al Señor aquella alma: "Jesús mío, ¿qué iba a darte, fuera de la honra, si no tenía otra cosa? Si hubiera tenido fortuna, te la habría entregado. Si hubiera tenido virtudes, con cada una edificaría, para servirte. Sólo tenía la honra, y te la di. ¡Bendito seas! ¡Bien se ve que estaba segura en tus manos!"

Anterior Ver capítulo Siguiente