Josemaría Escrivá Obras
333

La mayor muestra de agradecimiento a Dios es amar apasionadamente nuestra condición de hijos suyos.

Anterior Ver capítulo Siguiente