Josemaría Escrivá Obras
451

Los cristianos venimos a recoger, con espíritu de juventud, el tesoro del Evangelio —que siempre es nuevo—, para hacerlo llegar a todos los rincones de la tierra.

Anterior Ver capítulo Siguiente