Josemaría Escrivá Obras
 
 
 
 
 
 
 
 
  Forja > Selección > Punto 896
896

En estos momentos —¡y siempre!—, cuando el Señor quiere que se esparza su semilla, en una divina dispersión por los distintos ambientes, quiere también que la extensión no haga perder la intensidad...

    Y tú tienes la misión, clara y sobrenatural, de contribuir a que esa intensidad no se pierda.

[Imprimir]
 
[Enviar]
 
[Palm]
 
[Guardar]
 
Traducir punto a:
Anterior Ver capítulo Siguiente