Josemaría Escrivá Obras
289

«Quia respexit humilitatem ancillae suae» —porque vio la bajeza de su esclava...

—¡Cada día me persuado más de que la humildad auténtica es la base sobrenatural de todas las virtudes!

Habla con Nuestra Señora, para que Ella nos adiestre a caminar por esa senda.

Anterior Ver capítulo Siguiente