Josemaría Escrivá Obras
456

Desprecias la meditación... ¿No será que tienes miedo, que buscas el anonimato, que no te atreves a hablar con Cristo cara a cara?

—Ya ves que hay muchos modos de “despreciar” este medio, aunque se afirme que se practica.

Anterior Ver capítulo Siguiente