Josemaría Escrivá Obras
465

“Un minuto de rezo intenso; con eso basta”. —Lo decía uno que nunca rezaba.

—¿Comprendería un enamorado que bastase contemplar intensamente durante un minuto a la persona amada?

Anterior Ver capítulo Siguiente