Josemaría Escrivá Obras
121

Hace falta una cruzada de virilidad y de pureza que contrarreste y anule la labor salvaje de quienes creen que el hombre es una bestia.

     —Y esa cruzada es obra vuestra.

Anterior Ver capítulo Siguiente