Josemaría Escrivá Obras
129

Sin la santa pureza no se puede perseverar en el apostolado.

Anterior Ver capítulo Siguiente