Josemaría Escrivá Obras
136

Cuando has buscado la compañía de una satisfacción sensual... ¡qué soledad luego!

Anterior Ver capítulo Siguiente