Josemaría Escrivá Obras
290

Rectificar. —Cada día un poco. —Esta es tu labor constante si de veras quieres hacerte santo.

Anterior Ver capítulo Siguiente