Josemaría Escrivá Obras
292

Precisamente tu vida interior debe ser eso: comenzar... y recomenzar.

Anterior Ver capítulo Siguiente