Josemaría Escrivá Obras
296

Es duro leer, en los Santos Evangelios, la pregunta de Pilato: "¿A quién queréis que os suelte, a Barrabás o a Jesús, que se llama Cristo?" —Es más penoso oír la respuesta: "¡A Barrabás!"

     Y más terrible todavía darme cuenta de que ¡muchas veces!, al apartarme del camino, he dicho también "¡a Barrabás!", y he añadido "¿a Cristo?... 'Crucifige eum!' —¡Crucifícalo!"

Anterior Ver capítulo Siguiente