Josemaría Escrivá Obras
329

Los pecados veniales hacen mucho daño al alma. —Por eso, "capite nobis vulpes parvulas, quæ demoliuntur vineas", dice el Señor en el "Cantar de los Cantares": cazad las pequeñas raposas que destruyen la viña.

Anterior Ver capítulo Siguiente