Josemaría Escrivá Obras
431

No temas a la Justicia de Dios. —Tan admirable y tan amable es en Dios la Justicia como la Misericordia: las dos son pruebas del Amor.

Anterior Ver capítulo Siguiente