Josemaría Escrivá Obras
437

¡Si un hombre hubiera muerto por librarme de la muerte!...

     —Murió Dios. Y me quedo indiferente.

Anterior Ver capítulo Siguiente