Josemaría Escrivá Obras
594

No eres humilde cuando te humillas, sino cuando te humillan y lo llevas por Cristo.

Anterior Ver capítulo Siguiente