Josemaría Escrivá Obras
598

¡Qué grande es el valor de la humildad! —"Quia respexit humilitatem..." Por encima de la fe, de la caridad, de la pureza inmaculada, reza el himno gozoso de nuestra Madre en la casa de Zacarías:

     "Porque vio mi humildad, he aquí que, por esto, me llamarán bienaventurada todas las generaciones".

Anterior Ver capítulo Siguiente