Josemaría Escrivá Obras
69

¡Qué poca finura de espíritu —y qué falta de respeto— supone dedicar bromas y vayas al Sacerdote —quien sea— bajo ningún pretexto!

Anterior Ver capítulo Siguiente