Josemaría Escrivá Obras
71

¡Cómo hemos de admirar la pureza sacerdotal! —Es su tesoro. —Ningún tirano podrá arrancar jamás a la Iglesia esta corona.

Anterior Ver capítulo Siguiente