Josemaría Escrivá Obras
720

¡Que cuesta! —Ya lo sé. Pero, ¡adelante!: nadie será premiado —y ¡qué premio!— sino el que pelee con bravura.

Anterior Ver capítulo Siguiente