Josemaría Escrivá Obras
729

¡Oh, Dios mío: cada día estoy menos seguro de mí y más seguro de Ti!

Anterior Ver capítulo Siguiente