Josemaría Escrivá Obras
865

Niño, ofrécele cada día... hasta tus fragilidades.

Anterior Ver capítulo Siguiente