Josemaría Escrivá Obras
868

Sé pequeño, muy pequeño. —No tengas más que dos años de edad, tres a lo sumo. —Porque los niños mayores son unos pícaros que ya quieren engañar a sus padres con inverosímiles mentiras.

     Es que tienen la maldad, el "fomes" del pecado, pero les falta la experiencia del mal, que les dará la ciencia de pecar, para cubrir con apariencia de verdad lo falso de sus engaños.

     Han perdido la sencillez, y la sencillez es indispensable para ser chicos delante de Dios.

Anterior Ver capítulo Siguiente