Josemaría Escrivá Obras
913

No lo dudes: tu vocación es la gracia mayor que el Señor ha podido hacerte. —Agradécesela.

Anterior Ver capítulo Siguiente