Josemaría Escrivá Obras
923

El día que "sientas" bien tu apostolado, ese apostolado será para ti una coraza donde se embotarán todas las asechanzas de tus enemigos de la tierra y del infierno.

Anterior Ver capítulo Siguiente